martes, 18 de agosto de 2009

18 de agosto de 1492: Publicación de la primera edición de la "Gramática sobre la Lengua Castellana", de Antonio Nebrija.

Antonio Nebrija nació en la antigua Nebrissa Veneria (1441), llamada hoy Lebrija, provincia de Sevilla.
En 1492 publicó su célebre Gramática castellana, obra por la que ha pasado a la Historia. Ésta era la primera gramática de una lengua vulgar que se escribió en Europa. Nebrija dedicó este libro famoso a la reina Isabel I de Castilla (la Católica):

Cuando se le presentó el libro se dice que la reina le preguntó:
- ¿Por qué querría yo un trabajo como este, si ya conozco la lengua?
. A lo que el andaluz respondió:
- Su alteza, la lengua es el instrumento del Imperio.
La redactó por razones políticas; creía que la lengua era compañera del Imperio, que debía identificar a un pueblo y unir a su gente.


En 1502, intervino como latinista en la Biblia Políglota Complutense que auspiciaba el cardenal Cisneros. Sin embargo, se enfrentó con los teólogos del equipo por cuestiones textuales, lo que hizo que abandonara el proyecto por ser sus comentarios contrarios a la Vulgata.

En 1505 regresa a la Universidad de Salamanca, donde vuelve a tener enfrentamientos con sus colegas. Estos enfrentamientos harán que sea suspendido durante un corto periodo. En 1509, no obstante, obtiene la cátedra de retórica, pero nuevas desavenencias, que impiden que trate la gramática como él cree que se merece, le hacen desistir y trasladarse a Sevilla.

En 1513, Cisneros le llama de nuevo para ocupar la cátedra de retórica de la recién fundada Universidad Complutense de Alcalá de Henares, con el privilegio de recibir sueldo sin obligación de dar las clases. Nebrija falleció en Alcalá de Henares en 1522.

Ideas gramaticales del autor:
Aunque Nebrija se basó en la obra de gramáticos latinos como Prisciano, Dimedes y Donato, sus propias ideas le llevaron a discrepar de ellos en algunos
puntos. Además, Nebrija consideraba que la gramática era la base de toda ciencia. Para Nebrija, la gramática se dividía en: ortografía, prosodia, etimología y sintaxis.

Esta división ha perdurado hasta la Edad Moderna. E igualmente otra distinción nebrijana perdura hasta recientemente: aquella que considera que las partes de la oración son ocho: nombre, pronombre, verbo, participio, preposición, adverbio, interjección y conjunción, y en sus notas añade gerundio y supino.

Nebrija considera al latín como lengua superior a las otras, y por ello, cuanto más se acerca una lengua al latín, más perfecta es. Esto hace que su gramática castellana sea una gramática a la manera latina. Sin embargo, la originalidad de Nebrija es patente, trayendo auténticas innovaciones en su género, mucho antes que el resto de lenguas vulgares. Intuyó además el origen de la lengua castellana a partir de un latín corrompido traído por los godos e influido por otras lenguas.

Su obra tuvo gran influencia en el mundo universitario, español y europeo, siendo una de las cumbres del humanismo en España. Recoge el legado clásico para revitalizar el estudio de las lenguas vivas.

Fuente: wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada