martes, 29 de marzo de 2011

Mi rincón.

Son las 02:29 de la madrugada. Mañana trabajo. Mas no doy dormido. Al fondo, en el plasma que me costó un ojo de la cara, el canal 24 horas. Entro en el blog y pincho en "nueva entrada". Rebotado del Facebook, en el cual veo un blog de uno de mis amigos. Sencillo, sobrio, su rincón.
Entro en youtube y pongo el melancólico y sublime "Adagio for Strings, opus 11" de Samuel Barber. Banda sonora de "Platoon", una de mis favoritas. La misma melodía que escuchas en mi blog.
Me embarga un sentimiento intimista, de plenitud, gracia, y sigo tecleando.Me planteo el motivo por el que había dejado de escribir. Quiero hacerme a la idea de que fue la falta de reconocimiento. Miro las visitas, 8902. 6950 usuarios únicos, según Google Webmasters. Pero caigo en la cuenta de que dejé de escribir por dejación. El tiempo invertido en realizar los artículos no compensaba la llegada potencial de los mismos, esto es, era inútil. Hago un breve repaso mental. Se me vienen a la cabeza artículos enlazados a webs importantes, uno en wikipedia. Tal vez haya merecido la pena esta andadura. Cambio el Adagio por "Gortoz a Ran".
Atrás he dejado infinidad de horas en la confección del blog, en escribir los artículos, etcétera. En este punto sopeso mentalmente dos cosas a favor de seguir con esta errática trayectoria. Uno es poner a disposición del usuario cualquier cosa que le pueda ser de provecho, como tantas veces yo hice y hago, y otra, la más importante de lejos es que en un servidor remoto, poseo un espacio de terruño propio al que me puedo apegar. Mi rincón.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada